• cocidocampingnavahermosa-1

  • cocidocampingnavahermosa-2

  • cocidocampingnavahermosa-3

  • cocidocampingnavahermosa-4

  • cocidocampingnavahermosa-5

  • cocidocampingnavahermosa-6

  • cocidocampingnavahermosa-7

  • cocidocampingnavahermosa-8

  • cocidocampingnavahermosa-9

  • cocidocampingnavahermosa-10

  • cocidocampingnavahermosa-11

  • cocidocampingnavahermosa-12

  • cocidocampingnavahermosa-13

  • cocidocampingnavahermosa-14

  • cocidocampingnavahermosa-15

  • cocidocampingnavahermosa-16

  • cocidocampingnavahermosa-17

  • cocidocampingnavahermosa-18

  • cocidocampingnavahermosa-19

  • cocidocampingnavahermosa-20

  • cocidocampingnavahermosa-21

  • cocidocampingnavahermosa-22

  • cocidocampingnavahermosa-23

  • cocidocampingnavahermosa-24

  • cocidocampingnavahermosa-25

  • cocidocampingnavahermosa-26

  • cocidocampingnavahermosa-27

  • cocidocampingnavahermosa-28

  • cocidocampingnavahermosa-29

  • cocidocampingnavahermosa-30

  • cocidocampingnavahermosa

El dueño del Camping Navahermosa, situado en el bonito paraje de la Ermita de la Milagra donde se celebran algunas convivencias de Grupos Marcha, tuvo el bonito detalle de invitarnos a un cocido a las familias del colegio. Así que aceptamos su invitación y organizamos un agradable día de convivencia familiar.

El día comenzó escuchando la Eucaristía en la Iglesia de San José Obrero en el barrio de Santa María de Benquerencia, dentro de nuestra actividad “Conoce las Iglesias de tu ciudad”. Compartimos una misa entrañable con nuestro querido sacerdote y amigo “Quillo” que nos recibió con su cariño y alegría características.

A continuación subimos al Castillo de Dos Hermanas en Navahermosa para hacernos una foto todos juntos. Sin duda los que más disfrutaron del momento, fueron los mas pequeños que se tomaron como verdaderos caballeros la conquista del castillo.

A las 14.30h., y con mucho hambre después de la subida, disfrutamos del estupendo cocido que nos tenían preparado en el camping. ¡Muchas gracias Fernando y compañía!. Como nos hizo un día muy bueno y el lugar lo permite, después de comer los niños disfrutaron de sus juegos por los alrededores.

Pero, ¡aún quedaba la merienda! y para este momento una madre del colegio, Belén López, preparó muffins para venderlas y recaudar dinero para SED. Se vendieron todas porque estaban buenísimas. ¡Muchas gracias!